tarot gratis del amor con cartas gitanas y la Carta del Ermitaño (2ª parte)

Ensayar una aventura así requiere un valor considerable, porque al abandonar los valores convencionales en favor de los dictados del yo interior el individuo se excluye de las comodidades y la autoridad de la sociedad, a fin de seguir una ruta solitaria que el caminante no sabe adónde le llevará. 


tarot gratis del amor
El Ermitaño ilustra una crisis de voluntad a la que todo el que quiera llegar más allá del común de los hombres deberá hacer frente y superar. Inversamente, la percepción de la conciencia es el primer atisbo que tiene la Luz Interior; la primera intimación del resplandor del Centro místico que se halla al final de la búsqueda.

Este débil parpadeo de luz interior ayuda a guiar al Ermitaño en su camino; es su linterna, a la luz de la cual puede discernir un pequeño trecho del sendero que tiene delante y divisar los obstáculos y grietas que se cruzan ante sus pies.

El filósofo Schopenhauer ha descrito muy bien el estadio e la vida representado por el Ermitaño: "La vida se puede comparar a un bordado que, durante la primera mitad de su existencia, el hombre mira por el derecho, por la cara que debe verse, y durante la segunda mitad, por el envés. La cara del envés no es tan bonita como la del derecho; pero es más instructiva; nos muestra cómo han sido combinados los hilos".

La figura del Ermitaño en el tarot gratis del amor con cartas gitanas es además una poderosa imagen física que a veces se aparece en sueños o visiones. Personifica al Sabio Anciano, al maestro que señala el hilo del significado entretejido en el caos aparente de la vida. Esta Anciano ilumina la oscuridad primera con la luz de una consciencia superior, alejando las sombras de la noche.

El Aspecto negativo del Ermitaño en el tarot gratis del amor muestra al individuo cuya mente se ha cerrado a cal y canto en un dogmástico terco, incapaz de adoptar ideas nuevas y desechar otras viejas. Se cubre con una capa de ignorancia y la luz de su yo superior queda escondida de los aires renovadores que amenazan su complacencia. El bastón en que se apoya es entonces el cuerpo de una doctrina petrificada que el individuo no sabe desechar.


Artículo creado y diseñado por Alicia Conde.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...